• 1
  • 2
  • 3

María Elena Yrizar Arias 

Un debate es una técnica de comunicación que consiste en la confrontación de ideas u opiniones diferentes sobre una temática previamente determinada a tratarse. El objetivo de un debate es plantear, exponer y conocer diferentes posturas y argumentaciones sobre un tema, con la finalidad de que pueda llegarse a una conclusión. En este sentido, los debates deben ser plurales. Por lo general, un debate debería ser fluido, con información y argumentos de calidad, equilibrado, en el que se escuchen diferentes posturas y con una duración razonable. Para que se dé un debate, deben tener participantes, una estructura, un tema y un diálogo con argumentaciones. La información que se intercambia entre los participantes debe estar basada en datos objetivos y veraces, en opiniones razonadas y fundamentadas para defender una postura. En un debate se producen objeciones o argumentaciones en contra de las informaciones presentadas por otro debatiente, ya que puede haber controversias, discusiones o polémicas.

El domingo pasado vimos el debate de los candidatos a la Presidencia de la República, donde pudimos observar el desempeño de los cinco participantes y ¿quién gano el debate? Pues mire usted, esto es fácil de entender. El llamado debate ni es verdad ni es mentira, todo depende del color del cristal con que se mira. En otras palabras, para cada quien, obviamente que gana su gallo o su gallina. Por ejemplo, si se le pregunta a un priísta cómo les fue, les va a decir: ganó José Antonio Meade, aunque su más grande preocupación fue encargarse de fregarse a López Obrador y desaprovechó la oportunidad de defender al presidente Peña Nieto, sobre señalamientos de corrupción, o buscar la forma de emocionar a los priístas y la ciudadanía en general. Pero no fue así. Se vio tibio y lento.

María Elena Yrízar Arias

El 21 de agosto del año pasado, el presidente del CEN del tricolor, Enrique Ochoa Reza, por estar rodeado de diputadas priístas, ofreció que “el PRI será el partido en que las mujeres tendrán futuro político”. Pero en el PRI, lo hemos visto en muchos casos, no existe un verdadero convencimiento de que una mujer inteligente, valiente, autónoma, decidida, disciplinada, honrada y otras virtudes, pueda llegar al poder. Pues no. Los hombres de la política prefieren impulsar a mujeres que son manipulables por ellos, ya que abrir el poder a mujeres resulta un riesgo innecesario, porque, muchas veces, las mujeres tienen más valentía e inteligencia que algunos de ellos mismos y hasta les resultan peligrosas.

Para prueba de lo anterior hay que remitirnos a la declaración que hizo el diputado priísta de Jalisco, Salvador Arellano, quien comparó a las mujeres con la tierra de cultivo, y dijo: “La tierra es como las mujeres: también hay que trabajarlas, abonarlas, para que den buenos productos”. Otro ejemplo lo tenemos en el ex diputado local del PRI, quien en una entrevista de radio afirmó: “Las leyes son como las mujeres, se hicieron para violarlas”.

María Elena Yrizar Arias

Dada la conmoción que produjo la referencia que hizo MORENA por conducto de Andrés Manuel López Obrador, hace días leí un escrito de Gilberto Buky Reyes,- potosino- publicado en Facebook de fecha 21 de febrero actual que dice así: Pues me puse a INVESTIGAR a éste señor para tener una opinión más imparcial del porqué lo postularon al senado y esto encontré:

Napoleón Gómez Urrutia es hijo de Napoleón Gómez Sada, quien fuera presidente temporal del Congreso del Trabajo y dirigente vitalicio del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalurgicos, Siderurgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM).

María Elena Yrizar Arias 

La actual LXI Legislatura del Congreso de los diputados potosinos ha estado marcada por escándalos de falta de honestidad en algunos y lo más grave han sido los señalamientos de la presunta corrupción de sus integrantes. Las denuncias en contra de ellos han llegado al límite de la tolerancia social, por ejemplo la llamada ecuación corrupta, que se difundió a través de un video, donde Enrique Flores Flores, del PAN, mencionó a sus compañeros Óscar Bautista, del PRI, Guadalupe Torres, del PRD, y Manuel Barrera Guillén, del Partido Verde Ecologista de México, sobre el modus operandi para el blanqueamiento de las cuentas públicas de algunas dependencias y municipios en el estado, entre la asociación delictuosa que tenían con diversos funcionarios de la Auditoria Superior del Estado, que ellos mismos habían colocado en esa dependencia. Consecuentemente, los tres primeros diputados mencionados se vieron obligados a pedir licencia a sus funciones con el argumento de ponerse a la disposición de las autoridades para que investigaran a fondo esos hechos. Haciéndose notar que Manuel Barrera Guillén no optó por hacer lo mismo. Se quedó en el Congreso a recibir las múltiples manifestaciones de repudio en su contra.

Posteriormente, se dio a conocer que en la nómina de la Auditoría Superior del Estado se encontraban trabajando, entre otras personas, Fernando Barrera Guillén y José de Jesús García Sánchez, quien entre 2016 y 2017 cobró por concepto de servicios contables y administrativos más de 400 mil pesos al Partido Verde, que dirige el también diputado Manuel Barrera Guillén y su padre, Fernando José Barrera Novelo, es quien maneja los dineros en el PVEM, ya que es el secretario de finanzas, pero independientemente de lo anterior, el padre de los Barrera aparece en esa lista de la nómina secreta de la ASE, que manejaba su hijo. Lo que indignó más a la ciudadanía. Aclarándose que sólo se mencionan ellos, por la cercanía con el diputado Manuel Barrera, ya que la lista es bastante grande.

María Elena Yrizar Arias

Con 19 mil delegados procedentes de toda la República, concurrieron al Foro Sol para apoyar la candidatura de José Antonio Meade, candidato a la Presidencia de la República por el PRI, este hizo una propuesta de lo más absurda que podamos escuchar, sobre un REGISTRO NACIONAL DE NECESIDADES DE CADA PERSONA.

Independientemente de que le hemos escuchado otras propuestas por el estilo, como es el caso de abatir la corrupción política nacional, ahora esta última, ha rayado en lo ilógico, por las siguientes razones: